¿Cereales de desayuno para cuidar la línea?

¿Cereales de desayuno para cuidar la línea?

¿Cereales de desayuno para cuidar la línea?

Hace unos meses recibí un correo electrónico con publicidad dirigida a dietistas-nutricionistas sobre los cereales de desayuno de la marca Kellog´s. Decía lo siguiente:

“ABANDONO DE LA DIETA MEDITERRÁNEA. Los hábitos alimentarios de la población española se han alejado de los propios de la dieta mediterránea.

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española realizada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en el año 2011, en la dieta habitual de consumo por parte de los españoles, se vienen observando bajos consumos principalmente, respecto a las recomendaciones, de cereales y derivados, verduras y hortalizas y legumbres. La disminución de este grupo de alimentos es en beneficio del elevado consumo de carnes grasas, embutidos y alimentos ricos en azúcares sencillos. La ingesta diaria de hidratos de carbono se corresponde con 3,3 raciones per cápita, frente a las 4 a 6 recomendadas. Por lo que nos encontramos con un consumo bajo de cereales, farináceos y tubérculos.”

Las letras en negrita están transcritas tal cual. El mensaje principal que nos quieren transmitir es que se ha reducido el consumo de cereales y derivados, verduras, hortalizas y legumbres. Bien. Cierto. Lo que también se comenta, pero no se resalta en negrita, es que este grupo de alimentos se ha disminuido en beneficio del elevado consumo de, entre otros, alimentos ricos en azúcares sencillos. El anuncio es de cereales de desayuno, así que se intenta hacer ver que éstos se incluyen en la misma categoría de alimentos tan saludables como las legumbres, verduras y hortalizas.

Continúa el e-mail explicándonos los beneficios del consumo de cereales para la salud (no de cereales de desayuno). Nos muestran una pirámide alimentaria y empiezan ahora a hablarnos concretamente de la marca Special K.

publicidad Special K

“SPECIAL K. Desde que se creara la marca en 1956, Special K siempre ha tenido como objetivo ayudar a millones de mujeres a cuidar su alimentación.”

¿A millones de mujeres? Por lo visto, o bien a los hombres no les ayuda tomar Special K o bien solo las mujeres están interesadas en cuidar su alimentación. Empezamos mal.

“Ya en 1924 Mary I. Barber experta de la Universidad de Columbia (Nueva York), publicó la primera “pirámide de alimentos” donde se clasifican los distintos grupos de alimentos y su papel en la dieta convirtiéndose en un referente mundial. Pocos años después asesoró a KelloggTM en la investigación de una fórmula de cereales de desayuno especialmente desarrollada para ayudar a la mujer a cuidarse. Así nació Special K en 1956.”

Así, nos dan a entender que los cereales Special K tienen una fórmula diferente a otros cereales que se creó específicamente por una experta para ayudar a las mujeres a cuidarse. ¿Qué tendrá de especial esta fórmula en relación con otros cereales de desayuno, que hace que ayuden a cuidarse a las mujeres?

“Desde entonces, se ha trabajado continuamente para adaptarse a las necesidades de la mujer, con una combinación exclusiva de nutrientes esenciales importantes para el cuidado de la alimentación. Con el objetivo de ofrecer alimentos que ayuden a llevar una alimentación variada y equilibrada y tras el cambio de receta de las variedades Classic y Chocolate el año pasado, ahora Special K ofrece para toda la gama de productos, un cambio en su receta aportando copos con cereales integrales con más sabor, más crujientes y con una mejora nutricional. La gama de cereales Special K contiene un 44% más de fibra que la receta anterior y  un 88% más de cereales integrales que la receta anterior”.

Se repite por tercera vez que es un producto específico para mujeres, que es un producto que ayuda a cuidar la alimentación de quien lo consume y que además, la nueva fórmula está mejorada nutricionalmente, aumentando considerablemente la cantidad de fibra y de cereales integrales con respecto a las recetas anteriores.

¿Qué hay de cierto en todo esto?

Special K composición Los cereales de la línea Special K tienen de media, el mismo valor energético que cualquier otro cereal de desayuno (380-395 kcal/100g). Alguna de sus variedades incluso más, como los Special K chocolate negro (404 kcal/100g), por lo que su ayuda para cuidarse no viene por ahí.

Su contenido en proteínas, grasas y almidón es similar a la de cualquier otro cereal de desayuno.

Por otro lado, para que un alimento sea considerado bajo en azúcar, debe llevar menos de 5 g de azúcar por cada 100 g. Pues bien, el contenido en azúcar de los Special K oscila entre el 16.7 g – 23 g/100 g. Es decir, que casi la cuarta parte de su peso es azúcar añadido. ¿No decíamos al principio que estábamos abandonando la dieta mediterránea, que el consumo de cereales había bajado y en su lugar habían aumentado los alimentos ricos en azúcar? Sí, ha aumentado gracias a alimentos como los cereales Special K.

Comentan que han aumentado el contenido en fibra en un 44%. Para que un alimento pueda declarar que tiene un alto contenido en fibra tiene que tener más de 6 g de fibra/100 g. Y los cereales Special K tienen entre 2,5 -4,5 g de fibra. Así,  no se pueden considerar un alimento con alto contenido en fibra. Descartada queda entonces su cantidad de fibra como elemento especial en su composición.

Dicen también que han utilizado un 88% más de cereales integrales que la receta anterior y esta receta lleva tan solo un 26%-33% de cereales integrales. ¿Cuántos cereales integrales tenía entonces la receta anterior, si ahora llevan solo una cuarta o tercera parte y es una receta mejorada? Así que, tampoco es su cantidad de cereales integrales lo que los hace especiales.

Y por otro lado, si diariamente se debe consumir un máximo de 3 g de sal,  100g de Special K según su variedad, ya aportan entre 0.7-1.03 g, por lo que también es un alimento con alto contenido en sal, cantidades similares a la que llevan las conservas. Así que tampoco es su bajo contenido en sal lo que hace especial a estos cereales.

¿Qué es entonces lo que hace especial a los cereales Special K en comparación con otros cereales de desayuno?

Nada. Los cereales Special K son mayoritariamente refinados, ricos en azúcar añadido y en sal. Y nuestra alimentación actual ya se caracteriza por una excesiva ingesta de sal, azúcar y refinados. ¿En qué nos podrían ayudar a cuidar nuestra alimentación? Más bien, al contrario.

Ahora bien, para que no parezca que tengo nada en contra de Kellog´s en concreto, y que simplemente  el detonante de que escriba este post ha sido el e-mail que me han enviado…

¿Pasa esto solo con la marca Special K?

Exactamente lo mismo ocurre con otras marcas de cereales de Portada cereales Fitnessdesayuno que se comercializan como “para cuidar la línea”. Estos cereales utilizan nombres que se asocian al control de peso y en los que también aparece la silueta de una mujer delgada en la caja. Así, su publicidad va dirigida a mujeres preocupadas por  su peso. Ejemplos de otras marcas son los Fitness de Nestlé o los Stylesse de Carrefour.

Los Fitness de Nestlé tienen entre un 17-30 g/100 g de azúcar añadido según su variedad, 0.91-1.08 g/100 g de sal, 37,6% de cereales integrales y 5.4-7.4 g/100g de fibra. Y los Stylesse de Carrefour tienen entre un 17.1-26.4g de azúcar/100g y un 0.9-1.1g de sal/100g, con un 11-14% de cereales integrales y 2.7-3.3g de fibra/100g. Todas estas cantidades son similares a las de los Special K.

Vale, queda claro que los cereales de desayuno que se publicitan como una ayuda para cuidarse no son nutricionalmente ideales para ese fin, pero…

¿Son  por lo menos mejores que los demás cereales de desayuno?

Como comenta mi compañera de profesión Lucía, en este artículo, todos los cereales de desayuno son prácticamente idénticos en su composición y solo cambia la caja y el público al que va dirigida su venta. Así, se venden cereales de desayuno dirigidos a mujeres que quieren cuidar su peso, a niños (utilizan dibujos en su publicidad) o a personas con estreñimiento, principalmente.

Los que se venden dirigidos a niños contienen entre 375-389 kcal/100 g, 28-43 g/100 g de azúcar, 0-75-0.9 g/100 g de sal y 0.03-0.35g de fibra. Por lo que su composición es muy similar a la de los que se venden para cuidar la línea, con la única diferencia de que tienen un contenido menor en fibra y que hay algunas marcas que superan aún más su contenido en azúcar.

Los que se venden dirigidos a personas con estreñimiento contienen entre  318-405 kcal/100 g, 13-26.4 g/100 g de azúcar, 0.05-1.15 g/100 g de sal y 9-27 g de fibra/100 g. En este grupo varía mucho la cantidad de sal según la marca, la cantidad de fibra es superior, pero el valor calórico y la cantidad de azúcar añadido es similar. Hay que decir también que la mayoría de cereales que se venden como integrales, llevan menos de la mitad de cereales integrales en su composición y en muchos de ellos, la cantidad de fibra viene por la adición de salvado, no por la utilización del grano de cereal entero.

Así que, en general, las cifras de azúcar añadido y de sal son constantes tanto en los cereales dirigidos para controlar el peso, como los dirigidos a niños o a personas con estreñimiento. Y se evidencia que los cereales que se dirigen al control de peso no tienen ninguna diferencia sustancial con los otros cereales de desayuno.

¿Hay a la venta algún cereal de desayuno con una composición que lo diferencie de los demás?

Pues hay algunos mejores, muy pocos, y curiosamente, son los que no se anuncian.

La tercera mejor opción serían  cereales tipo Cornflakes. Tienen un valor energético similar a otros (378-381 kcal/100 g), pero bastante menor contenido en azúcar añadido (8-8.7 g/100 g). De hecho, unos Cornflakes tienen la tercera parte del azúcar que tienen unos Fitness o unos Special K. Lo malo es que siguen teniendo un alto contenido en sal  (1.3-2 g/100g), bajo contenido en fibra (3-3.1 g/100 g) y son refinados.

Weetabix originalPor otro lado tenemos los Weetabix original.  Son la segunda mejor opción. Estos cereales tienen un contenido energético ligeramente inferior (358 kcal/100g), bajo contenido en azúcar (4,4 g/100 g), menor cantidad de sal añadida en comparación con otras marcas (0,6g/100g) y tienen un alto contenido en fibra (10 g/100 g), porque usan un 95% de cereales integrales.

Y para finalizar, tenemos los copos de avena, con un contenido energético similar a los demás cereales (372 kcal/100 g), con un alto contenido en fibra como los Weetabix (10 g/100 g), pero  la diferencia está en que es 100% integral, sin azúcares añadidos y sin sal añadida . Este es el ejemplo del único cereal de desayuno fácil de encontrar en el supermercado que no está procesado como los demás. Y por ello, es la  opción más sana de todas.

Como se puede ver, no hay mucho donde escoger en los supermercados. Así que desde aquí sugiero a los consumidores se replanteen el tipo de cereales de desayuno que consumen, para que la industria alimentaria empiece a plantearse producir cereales 100% integrales, sin azúcar y sin sal añadida.  Mientras no haya demanda, no habrá necesidad de comercializarlos.

*Esta entrada participa en la V Edición del Carnaval de la Nutrición, organizado por el portal dietistasnutricionistas.es.

*Para escribir este artículo, he utilizado 45 variedades distintas de cereales de desayuno que he encontrado a la venta en distintos supermercados de mi entorno.

*Si te ha gustado esta entrada, puedes seguirme en Instagram: @lidia_folgar

( 63 ) comentarios

  • Ostras Lidia, el mail de la AEDN… no tengo palabras. Pero ¿porque se prestan a esto? ¿es necesario? y os lo mandan a vosotros, que la vais a pillar al vuelo.., no entiendo nada, de verdad.

    Los weetabix no los tenía yo fichados, tengo que fijarme porque tb son una buena opción para recomendar.

    Muy buen trabajo, y desde luego coincidimos totalmente. Ya le he pasado a Alimmenta un párrafo para que edite mi post y te linkee, porque creo que son dos post muy complementarios. Muchas gracias por tu mención.

    Un abrazo!

    • Si te sorprende este e-mail, hace poco me llegó otro donde se da a entender que el agricultor (español) recolecta el cereal y poco menos que ya lo mete en la caja para su venta, todo muy artesano y “natural”, cuando es un alimento muy procesado. Me parecieron e-mails ofensivos teniendo en cuenta que eran dirigidos a dietistas-nutricionistas y fruto de la indignación nació este post.

      Gracias por linkarme tú también en tu artículo!

      Un abrazo.

      • En serio? Lidia, cuando sea DN y me manden esos mails voy a tener que matar a alguien…

  • Pingback:Cereales de desayuno, ¿cuál elijo?

  • Pingback:5º Carnaval de blogs de nutrición

  • Toni

    Desde fuera del ámbito de los DN, muchos vemos claro que los organismos oficiales se prestan a los intereses de la industria alimentaria.
    Soy vosotros , los DN los que tenéis que haceros eco de esta manipulación.
    Hoy habéis hablado de los cereales del desayuno (algo que muchos llevamos diciendo los últimos 20 años´y que según parece ahora algunos de vosotros habéis visto la luz). Otro día deberíais hablar de los demás cereales y de paso tb de las tan denostadas grasas saturadas.
    Podrías empezar hablando de porque la dieta mediterranea abusa tanto de los cereales y de pq los USA son el exportador nº1 de este alimento.

    • Hola Toni,
      No es que ahora algunos hayamos visto la luz, sino que simplemente hemos escrito ahora sobre ello. Con relación a por qué USA son el exportador nº 1 de ese alimento no puedo escribir, porque no tengo esa información, quizás tú que lo comentas, me la puedas facilitar.

  • Excelente post. Muchas gracias por compartir tus conocimientos y el trabajo de campo realizado.

  • Jörg

    genial el artículo. gracias por desentrañar estas alternativas y ponerlo tan fácil de entender y evidente.
    lo que sí hay otro tipo de muesli que no pones: biocop. muesli original
    me encantaría completaras el análisis porque pienso (y espero…) que este si sea una alternativa buena. lo como cadados

    • HOla jörg. Gracias pro tu comentario. En este artículo no hablo de mueslis, sino que es una comparativa de cereales de desayuno. Por otro lado, el análisis es de cereales que se venden en los supermercados y no en tiendas especializadas, ya que en éstas, se puede encontrar más variedad, como copos de espelta integral o de mijo integral. De hecho la denuncia es que estos cereales no sean accesibles como lo son los demás, tanto por su precio como por su lugar de venta.
      Con respecto al Biocop, no tengo constancia de que se venda en supermercados ni de su composición nutricional, lo que he encontrado en internet son solo sus ingredientes y no pone que sean integrales, así que no puedo hacer una valoración.

  • ANNA Gispert

    Excelente artículo, Lidia!!
    Mira q me pasó horas n la consulta intentando explicar esto…
    Gracias, lo comparto con tu permiso!!!

  • Gran artículo! La verdad es que cada vez que veo anunciado en grande algún producto como adecuado para “mantener la línea” y luego veo la etiqueta, se suele ver el engaño. Y una pregunta, desde mi ignorancia, ¿los cereales de desayuno, fuera de ayudar a adelgazar o no, pueden considerarse saludables,o ya el propio contenido en azúcar lo impide? Un saludo

    • Hola Brais.Un alimento rico en azúcar y sal no se puede considerar saludable así en general, a excepción, como explico, de algunas marcas.Igualmente hay que verlo dentro de un contexto, si eres un deportista por ejemplo,los cereales de desayuno pueden ser parte de tu alimentación diaria. Otra cosa es que los consumas en un contexto de sedentarismo y a la vez que otros alimentos azucarados (galletas,cacao en polvo,refrescos,zumos,chocolate,bollería…).

  • José Manuel

    Buenas Lidia, me parece interesante el articulo, igual que el articulo de Lucía, que también lo he leído. Yo también soy DN y tengo mi consulta. Si tengo que decir, que ponéis a los cereales como algo malo malísimo. Yo pongo cereales a mis pacientes y no pasa nada, otra cosa sería hacerlo todos los días. Creo que no hay que infundir miedo (sería el otro extremo de lo que hace la AEDN).
    Soy socio de la AEDN, pero a veces se contradicen con sus patrocinadores (danone, coca cola, etc..)
    Yo creo que es más importante el conjunto que la dieta que un alimento por separado.
    De todas formas mi enhorabuena por tu blog. Un saludo

    • Hola José Manuel,
      No sé si has entendido bien lo que quería transmitir con este artículo y es, por un lado, que la gente aprenda a interpretar el etiquetado y no se deje guiar por la publicidad a la hora de elegir unos cereales u otros (ej. unos cornflakes tienen la tercera parte de azúcar que unos Fitness o unos Special K que se anuncian como ideales para cuidar la línea). Que así, puedan elegir con criterio cuáles serán los más recomendables.
      Y por otro lado, denunciar el alto procesamiento al que somete la industria alimentaria a la gran mayoría de marcas de cereales, pudiendo hacerlos mucho mejor.No critico el cereal en sí, sino el refinamiento y la sal y azúcar añadido por parte de las empresas.
      Cuando dices que pones los cereales a tus pacientes y no pasa nada, supongo que te refieres a su contenido en calorías, pero yo voy mucho más allá de su contenido calórico, que es similar en cualquier marca de cereales. Yo me refiero a su densidad nutricional no energética. Yo también pongo cereales a los pacientes que los solían tomar, pero les explico dentro de sus gustos cuáles son mejores.
      He visto casos de gente que desayunaba pan integral y queriendo controlar su peso, lo cambió por cereales Special K. O gente que desayunaba cornflakes y se cambió a los Fitness por el mismo motivo.
      Y hoy hablo de los cereales de desayuno, pero otro día hablaré de otro tipo de alimentos. Y por cierto, yo también consumo cereales a veces, eso sí, utilizo copos de avena o Weetabix original.
      Un saludo.

      • Yo también opino que los cereales no representan ningún problema para la salud, al contrario, es una muy buena opción para el desayuno. Sin embargo estoy completamente de acuerdo en las apreciaciones de Lidia, estoy en contra de lo que ha hecho la industria con los cereales y con muchos otros alimentos. Procuro aportar cada día mi granito de arena para que la gente tenga criterio propio a la hora de saber escoger que alimentos tomar o no tomar.
        Cereales? por supuestísimo que sí. Cereales industriales? no, lo más alejados posibles.
        Desayuno todos los días pan de cereales sin azúcar, muesli integral ecológico, madalenas integrales sin azúcar (hechas con rapadura o sirope de arce) hechas por mí misma….. Podría contaros una anécdota pero no quiero extenderme mucho, sólo comentaré que sin prácticamente hacer deporte (por diversos motivos lo aparté cerca de dos años) he bajado ya los casi 10 kilos que gané (en ese tiempo), en poco menos de un año. He podido experimentar en carne propia los pros y los contras de ese tipo de cereales. Antes, mantener el peso haciendo ejercicio y comiendo “cereal industrial” perdía peso muy poco a poco, al dejar el deporte empecé a engordar (comiendo poco!). Los cereales que tomo ahora son integrales y sin procesar y menuda diferencia!!!!! Menos sueño, más energía, menos hambre o ninguna, la hinchazón de vientre desapareció y se suele comer con apetito pues el estómago suele estar vacío a la hora de comer, ninguna pesadez ni acidez gástrica, etc….. Los mismos principios les recomiendo a todo aquel que acude a mi consulta, a todo aquel que viene a mis charlas, etc… donde mejor se nota es en el rendimiento deportivo, sin embargo no recomiendo nada integral los momentos previos o durante el ejercicio si es de resistencia. El nivel de energía cuando cambian el tipo de cereales que consumen es notorio durante las sesiones de entrenamiento y a la larga el rendimiendo en general.
        Saludos.

      • Toni

        Ufffff, madalenas? Yo he visto dietistas nutricionistas recomendando 4 galletas maría para desayunar, pero madalenas? De verdad que no hay nada más sano que las madalenas? Si, serán integrales….pero madalenas?
        Algun DN recomienda madalenas???
        Hace años que decíamos que los refinados eran malos y los DN erre que erre, que no eran malos. Pero con el paso de los años los mismos DN han tenido que bajar del burro y decir que mejor integrales. Eso es medio pasito. Pq si un alimento refinado de por sí no es bueno (hablo de los cereales), el hecho de ser integral no lo hace mucho mejor. Hace poco se hizo el gran descubrimiento de que los cereales tipo special K no son sanos. Ahora sólo falta poner el cerco a las galletas maría y a las madalenas integrales y creo que iremos redondeando el círculo.
        Madalenas, dice…. Y encima adelgazando 10 kilos…

        • Pues sí, Toni, madalenas, jajajajajaja mejor dicho: madalena, en singular. La madalena de la que hablo no es industrial, las elaboro yo misma en casa con harina de espelta integral y ecológica, sirope de arce, aceite de oliva extra virgen, leche de soja, huevos y levadura. Suelo tomar un par de ciruelas grandes (o una ciruela y un plátano), un café con leche de soja y una madalena (15-20g. aprox.), otro día cambio la madalena por unos 30g de muesli, otro día por unos 30g de pan de cereales…. Galletas no como porque no me ha dado por hacerlas, pero tiempo al tiempo. Hace 8 años que me dedico a la dietética-nutrición y me da igual de lo que se recomiende en general, he visto los resultados por mi misma en todo este tiempo y además en carne propia….. Como más y mejor que antes y sí, pierdo peso, cada semana entre 250-350g. Los que siguen mi propuesta también.
          He llegado a una conclusión, producto de la observación de todos estos años, y es que cuanto más limpio y nutritivo es lo que comemos (limpio me refiero a poco o nada procesado) más rápido se pierden los kilos, siempre y cuando exista el equilibrio entre lo que se ingiere y lo que se gasta, hasta ahí creo que todos coincidimos.
          Las dietas que recomiendo para el control de peso no suprimo la grasa en absoluto, sólo recomiendo lo que necesita esa persona y que sea grasa de buena calidad (como la que añado a las madalenas ;-)))
          Un abrazo.

      • Toni

        A ver, si en eso que dices yo tb estoy de acuerdo.
        Yo tb como más y adelgazo. simplemente comiendo comida más nutritiva. Esta, sacia más y nos aporta más energía. Así de simple. Cuando menos procesado mejor. Y que vivan las grasas (jabugo, aguacate, pescado, ghee, aceite de coco…)
        Simplemente que veo una madalena como algo más procesado que una manzana o una tortilla. Vamos, que para desayunar yo veo más sano una fruta, una tortilla, un trozo de atún o jamón ibérico que no cualquier tipo de pan, una madalena o una galleta.
        Es mi opinion: una fruta me aportará más que una madalena (por más casera que sea e integral que sea.)

  • Lorena

    Hola, muchas gracias por esta información de verdad yo siempre he tenido la idea de que esos cereales son muy buenos y de verdad los llegué a incluir muchas veces en mi dieta con la esperanza de que funcionaran. Tengo una pregunta que se recomendaría entonces mejor para desayunar y cenar, y otra cosa los licuados que venden también para adelgazar que se recomiendan en el desayuno y le cena son igual de malos que estos cereales o como saber si realmente funcionan

    • Hola Lorena. Por tu comentario veo que debes ser asesorada por un dietista-nutricionista, ya que confundes muchos conceptos y necesitas una buena educación alimentaria. Con respecto a qué es mejor para desayunar y cenar, depende de tu caso concreto (sexo, edad, altura, peso, ejercicio físico, a qué hora hagas las comidas, que comas el resto del día…) por lo que no te puedo dar una respuesta general.
      Por otro lado no sé a qué licuados te refieres, pero igualmente cualquier producto que se venda para adelgazar, ya te digo radicalmente que “no funciona”. No existe ningún producto “adelgazante” al igual que no existe ningún alimento “adelgazante”, aunque muchos intenten venderlo. Para adelgazar hay que gastar más (actividad física) e ingerir menos energía (dieta hipocalórica) no consumir un alimento o producto concreto y para mantener el peso, la única forma es modificar los hábitos alimentarios y de actividad física para siempre. Ponte en manos de un profesional.
      Un saludo.

      • Lorena

        Muchas gracias por tus consejos y ayuda, y estoy totalmente de acuerdo contigo en que es más bien tener hábitos saludables. El otro día estaba hablando con una amiga que está siguiendo un plan buenísimo, ha bajado muchísimo y es muy bueno ya que te enseñan y te ayudan a llevar una vida saludable y esto a su vez te ayuda a sentirte mucho mejor, les dejo el link de la página por si les interesa más información, yo ya empecé a llevarlo a cabo también, ya después les digo que tal me está llendo
        http://vivriblog.com/
        http://www.vivri.com/

  • Cristina

    Hola Lidia,
    Enhorabuena por tu blog, me resulta muy didáctico :). Te quería hacer una consulta porque no consigo aclararme con la información nutricional de los alimentos. Mi duda es, a la hora de escoger un producto u otro, ¿qué es “mucho” o “poco” de calorías, azúcares y grasas? ¿Debo fijarme en la composición por 100g o en la composición por ración?
    Por ejemplo, tu comentas que “para que un alimento sea considerado bajo en azúcar, debe llevar menos de 5 g por cada 100 g”.
    Si un producto (por ejemplo unos cereales) contiene un 17% de azúcar, entonces, está claro que es mucho. Sin embargo, si mi ración es de 30 g, estaría tomando 5,1 g de azúcar.
    La duda me surge porque en el semáforo nutricional de Eroski, indican que se considera “bajo” en azúcares cuando el producto contiene menos de 6,75 g por RACIÓN.
    (http://revista.consumer.es/web/es/20071001/alimentacion/71890.php) . Si tengo en cuenta esto, esa ración de 5,1 g de azúcar entraría dentro de lo considerado “bajo”… (pero, creo que esto está calculado para una dieta de unas 2000kcal, por lo que tampoco es una referencia para “todo el mundo”.)
    ¿Me podrías aclarar, por favor, qué es “bajo” y qué es “alto” para las kcal, azúcares, grasas (saturadas) y sal? (con cifras concretas) y si es mejor que me fije en el porcentaje o en la ración? No sé si será mucha molestia, si no, te lo sugiero como tema para un post (como lectora fiel ;)).
    En todos los blogs se habla de los nutrientes en los que nos tenemos que fijar y eso está claro, lo vamos entendiendo, pero no encuentro ninguno en el que claramente te diga las cifras, así que me veo en el súper con 2 etiquetas nutricionales y pienso: “¿y esto es mucha grasa saturada o es aceptable?”
    Muchísimas gracias por adelantado (me sería muy útil esta información) y te vuelvo a felicitar por el trabajo que nos facilitas!!!

    • Hola Cristina.
      El tema es bastante complejo, porque no es cuestión solo de mirar calorías o grasas, sino de mirar la densidad nutricional del producto. Por ejemplo, los frutos secos, son un alimento con un perfil muy saludable, pero si sólo miras sus calorías o su cantidad, los descartarás y no debes.
      Por lo que el consejo general es que tu alimentación se debe basar en alimentos “sin etiqueta”, quiero decir, frutas, hortalizas, legumbres, integrales, frutos secos, pescados, huevos, carne…
      Si miras la etiqueta, es que probablemente sea un alimento procesado y con lo cual, de consumo ocasional en la mayoría de los casos, al llevar azúcares, sal o grasas añadidas.
      Por ejemplo, en el caso de los cereales, el cereal en sí no lleva sal ni azúcar, por lo que cualquier cereal que lleve sal o azúcar en su etiqueta es porque se lo han añadido durante su procesado y lo ideal sería tomar el cereal tal cual sin procesar, como por ejemplo los copos de avena.
      Como datos concretos que te ayuden a interpretar la etiqueta, puedes consultar el post que escribí sobre el etiquetado. Pero así, a grandes rasgos, debes saber que un alimento rico en fibra tiene que tener un mínimo de 6 g/100 g o 3 g/100 kcal, un alimento bajo en sal debe contener menos de 0.3g/100g de sal o menos de 0.12g de sodio/100g, un alimento bajo en azúcares debe tener menos de 5g/100g en caso de sólidos y menos de 2,5g/100 ml en caso de líquidos, un alimento bajo en grasas saturadas si tiene menos de 1,5g/100g y tendría un perfil graso saludable si las grasas monoinstauradas y polinsaturadas son superiores a las saturadas.
      Y las etiquetas las debes de comparar siempre con alimentos iguales, quiero decir, que no puedes comparar la etiqueta de un yogur con la del arroz, por ejemplo. Así, podrás ver cuál tiene menos grasas saturadas/trans, azúcares añadidos y sal por 100g.
      Lo de valorar cuánto tienen por ración sirve para algunas cosas, pero para otras no, porque un alimento cuya ración sea de 30g y esos 30g aporten 4,5 g de azúcar, no es un alimento bajo en azúcar. Es más, los alimentos ricos en azúcar, grasas saturadas/trans y sal suelen poner las cifras por ración, porque así parece menos.
      Repito el consejo del inicio, la base de la alimentación son los alimentos no procesados.
      Espero haberte resultado de ayuda.

      • Cristina

        Hola Lidia! Muchísimas gracias por tu respuesta tan detallada y completa!! Me has ayudado mucho. Es un lujo contar con profesionales como tú, tan cercanos. Tienes toda la razón en cuanto a lo de que lo mejor es consumir alimentos que “sin etiqueta”, me quedo con eso 🙂 y, a partir de ahora, cuando compare 2 etiquetas, me acordaré de tus recomendaciones. Lo dicho, muchísimas gracias. Un abrazo!!

  • Benito

    Esta mañana he desayunado copos de avena integral de la marca Dicke’s, y después he encontrado este blog, así que por curiosidad he leído en la caja su composición, y compruebo que cumplen perfectamente todos los requisitos que pone Lidia en su último post.

  • Los mejores sin sombra a duda son los Weetabix original y los que yo suelo comer de vez en cuando. Pero para un buen desayuno no hay nada como variar y nunca esquecer las frutas que son muy importantes.

  • Pingback:Anónimo

  • Mike Lands

    Me parece muy interesante el post, llegue a tu blog referido de google y he leído mucho, me he cuestionado mucho mis hábitos alimenticios, he tomado la decision de comenzar a cuidar mi salud, peso actualmente 110 kg y es mucho para mi estatura (1,90), espero poder lograr resultados con todo lo que aprenda. saludos desde Chile.

  • Pingback:Si yo hiciera unas guías de alimentación saludable… (2): cereales | El nutricionista de la general

  • Jesús

    ¡Vaya! por fin encuentro algo que se parece a lo que hago “a contracorriente” incluso de lo que piensa mi familia.

    Hasta hace poco, en mi casa yo era “el raro” que tomaba copos de avena para desayunar… o incluso arroz (integral) de las sobras del día anterior.

    Incluso llegué a dudar si estaba haciendo lo correcto, porque no soy dietista ni nada que se le parezca. Ahora veo que por lo menos no estaba estruendosa y absolutamente equivocado. (Salvo por lo de las sobras de arroz integral para desayunar… aunque supongo que no es mala opción… ¿opiniones?)

    Salud!

    • LidiaFolgar

      Las sobras de arroz integral para desayunar me parece una opción estupenda. ¿Quién dice que no se puedan desayunar sobras (saludables) de la cena? ¿O una ensalada de tomate y mozzarella fresca? ¿O un gazpacho y una tortilla francesa? La cuestión es elegir alimentos saludables.

  • Me ha encantado tu artículo, he leído ya mas artículos similares pero este es uno de los mejores. Muy claro y se entiende bien, y me ha gustado el análisis de las diferentes marcas que podemos encontrarnos, dado que ese mismo análisis me lleva un buen rato hacerlo en los supermercados (solo por curiosidad, no porque yo consuma esos cereales). Me gustaría conocer tu opinión sobre los cereales hinchados que se pueden adquirir en herbolarios y tiendas de dietética, generalmente, que los comercializan distintas marcas (El granero integral, Soria Natural, Santiveri..) y tienen una amplia gama de cereales hinchados (centeno hinchado, espelta hinchada, quinoa hinchada, copos de arroz hinchados, trigo sarraceno hinchado…). No conozco mucho el proceso que sufren para ser ‘hinchados’ y quisiera saber si es una alternativa saludable como desayuno diario, y no solo porque no contengan altos valores de azúcar, sal..sino nutricionalmente hablando.
    Gracias de antemano por tu tiempo y enhorabuena por tu blog.
    Un saludo.

  • Pingback:Entrevista con Lidia de Masterchef: “a día de hoy aun no sé los motivos de mi expulsión”” | El nutricionista de la general

  • Susana

    Uno de los mejores artículos que he podido leer en mucho tiempo.
    Aunque ya tenga su tiempo, sigue teniendo toda la razón. Enhorabuena por él.
    Con él podré ayudar a la gente, ya que me he formado en este campo, pero como quien dice sigo sin saber nada ya que los estudios los he terminado este año.
    Un saludo, Susana Nieto

  • Diana

    Excelente articulo, mi chef favorita!!

  • Irene

    uff me acabo de autoreconocer Analfabeta Nutricional .Para echarme a ĺlorar.Cuánta ignorancia, nunca miro las tablas y por lo que estoy descubriendo es algo indispensable. Me siento estafada engañada manipulada…..Esto va a suponer un gran cambio. Muchas Gracias! !! Y yo obligando a los niños a desayunar miel pops…. vaya error

  • Hola Lidia, una consulta, en tu lista de tres preferencias 1 copos avena 2 weetabix y 3 Corn Flakes, en que lugar meterías el pan integral tostado? y el pan integral de sandwich? podrían estar al nivel del weetabix? o estarían por debajo de estos 3 que mencionas? Gracias por tu amabilidad y enhorabuena por el artículo

    • Hola. Son productos distintos como para comparar, pero digamos que estarían entre Weetabix y cornflakes 🙂

      • Gracias Lidia!!!! Entiendo que son distintos. El problema es que los copos de avena se me hacen “incomibles” no los encuentro nada buenos, en cambio el pan integral tostado me lo como sin problema. Lo que quería es saber si era bastante sano (creo que tiene bastante fibra, aunque no tanta como la avena) y lo que no sé es si tiene azucares o cosas así perjudiciales. Es decir… mi duda es si en vez de tomar copos de avena me podía tomar el pan tostado integral. El weetabix se me hace algo más ameno que los copos de avena, pero tampoco me acaba…. 🙁 en fin, un culo de mal asiento 😛 y puestos… sería lo mismo tomar dos yogures enteros que un vaso de leche entera? y dos desnatados igual que un vaso de leche desnatada? o para unas cosas será mejor la leche y para otras el yogur? gracias de nuevo y perdona que te moleste.
        Vicente

        • El pan tostado y de molde lleva un poco de azúcares añadidos, aunque no tanta cantidad como los cereales de desayuno. Deberías comprarlo integral y sin azúcares añadidos. Dos yogures equivalen a un vaso de leche. La diferencia es que los yogures tienen un efecto probiótico que no tiene la leche y tienen mucha menos lactosa. Un saludo.

        • LidiaFolgar

          Sería una ración de lácteos igual, con la diferencia que los yogures tienen menos lactosa (mejores para los intolerantes) e incorporan bacterias beneficiosas para el intestino.

    • LidiaFolgar

      No suelo comparar alimentos diferentes, esta es una comparativa solo de cereales de desayuno. Dependerá de la marca de pan tostado y de pan de molde.

  • Hola Lidia! Perdona que abuse de tu amabilidad. Quería hacerte una consulta referente a los yogures. Siempre he preferido el yogur desnatado 0% antes que el entero, porque tiene menos calorías y menos grasa. Pero hoy me he fijado, que el yogur desnatado tenía más azúcares que el entero!!!!! Cómo es posible? será entonces más sano el entero? lo he mirado mal? o estoy diciendo barbaridades?
    Gracias por tu atención!!!!!!!!

    • LidiaFolgar

      El yogur no es necesario que sea desnatado, la cuestión es que no sea azucarado, y para eso no tienes más que mirarle la etiqueta. Efectivamente, hay yogures desnatados con más del 10% de azúcares.

  • Pingback:Sándwich de garbanzos y aguacate - Chickpea and avocado sandwich - Alimentarte

  • Laura

    Hola me gustaría saber si conoces los cereales córner flanes sin gluten de la marca del corte ingles special line ¿qué te parecen?

    • LidiaFolgar

      No los conozco. Lo siento. Pero los cornflakes suelen tener un 7-8% de azúcar, bastante menos que los demás.

  • Pingback:Cómo unos cereales de desayuno pueden cambiar tu vida (o no) - Seguridad alimentaria con Beatriz

  • Jessica catalan

    Hola..entonces si la avena es la mejor, como se debe consumir para el desayuno?

    • LidiaFolgar

      En porridge, por ejemplo. Hirviéndola 5 minutos en leche o bebida vegetal. Luego le puedes añadir frutas, cremas de frutos secos, compota…

  • I simply want to say I’m newbie to blogging and truly enjoyed you’re web page. Likely I’m going to bookmark your website . You certainly have remarkable articles. Regards for sharing your website page.

  • Mar

    Buenas!!!
    Excelente post!
    Una pregunta, añadirías ahora pues la quinoa hinchada? O la espelta hinchada?!? Yo se los doy a mi peque, q junto con el pan y la avena, son los únicos cereales q ha probado desde los 6 meses hasta ahora! (Tiene 2 añitos)
    Y el gusto q da no haber comprado nada del pasillo de comida de bebés del súper… nunca!!!!!!

    • LidiaFolgar

      Sí, de hecho en casa los usamos habitualmente.

  • Ana

    Me ha gustado mucho este post! Una pregunta, para mi peque usamos el gofio, es decir la harina de maíz tostado y molido con leche de avena. Es una buena opción?
    ?

    • LidiaFolgar

      Sí, es otra opción. Mira que la bebida de avena no tenga azúcares añadidos.

Publicar un comentario

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies