Mi hijo no come nada

Mi hijo no come nada

Hay miles de madres y padres a lo largo y ancho del mundo preocupados porque sus hijos no comen. Creo que es la preocupación más habitual en materia de alimentación infantil.

Pero… ¿Qué significa “no come nada”? ¿Cuánto tardaría en morir un niño que no come nada? ¿Una semana? ¿Un mes? ¿Tu hijo sigue vivo a pesar de no comer nada? Entonces, es que algo come… Entonces lo que queremos decir, es que no come tanto como antes o como nosotros consideramos que tiene que comer, así que la cuestión sería: “Es que mi niño come ahora menos cantidad que antes” o “Es que mi hijo come menos de lo que yo considero que tiene que comer”.

niño comiendo

Bien…Vayamos por partes… ¿Tiene tu hijo entre 1 y 2 años?

Has de saber que los niños menores de 1 año atraviesan la etapa de crecimiento más rápido de toda su vida (fuera del útero) ¿En qué otra edad recuerdas que hayas crecido 25 cm en un año y hayas cuatriplicado tu peso? Al estar en esa etapa de crecimiento acelerada, necesitan más energía y hierro para crecer y por lo tanto, comen más cantidad.

Sin embargo, a partir del año de edad aproximadamente entran en una etapa de crecimiento mucho más lento, con lo que sus requeremientos energéticos y de hierro se reducen, y en cosecuencia, comen menos, porque necesitan mucho menos para crecer. ¿Es normal que un niño de 16 meses coma menos cantidad que cuando tenía 9 meses? Sí, es totalmente normal, lo raro es que no sea así.

Hay dos cuestiones que tiene que valorar ¿Está tu hijo perdiendo peso? En caso negativo… ¿Está creciendo? En caso positivo…Entonces es que come.

Ningún niño pasa hambre teniendo comida a su alcance, ni los niños deciden voluntariamente pasar hambre, y si no tienen hambre, es que no necesitan comer en ese momento.

¿Y qué pasa si está enfermo? Pues si está enfermo, habrá que tratar su enfermedad cuanto antes, no forzarle a comer. En cuanto esté recuperado, recuperará también su apetito, al igual que nos pasa a los adultos. En el caso de que el niño esté perdiendo peso, entonces el pediatra sí que tendrá que valorar si hay algún problema de salud detrás de esa pérdida de peso (que no se soluciona obligándole a comer), pero si su desarrollo es normal, no hay motivo de preocupación.

Por otro lado… ¿Cómo sabes qué cantidad necesita comer tu hijo en cada momento? Cada niño tiene necesidades diferentes e incluso el mismo niño, varían sus necesidades energéticas en el día a día en función de muchos factores: a veces comen más cantidad en una comida y en otra menos, a veces eligen alimentos de mayor densidad energética y por eso comen menos cantidad (porque a menor cantidad obtienen la misma energía que consumiendo otros de menor densidad energética en mayor cantidad), porque se hayan movido mucho menos ese día y tengan menor gasto energético… Pretender que coman una cantidad predeterminada cada día en cada comida no solo no es adecuado, sino que es absurdo.

Lo que pasa habitualmente es que existe una tremenda distorsión entre lo que el niño necesita realmente comer y lo que sus padres consideran que necesita comer ¡La cantidad que necesita comer  en cada momento solo lo sabe él/ella!

Si nunca hemos interferido en su mecanismo hambre/saciedad, el bebé o niño sabe perfectamente cuánto tiene que comer en cada momento, atendiendo a sus señales innatas de regulación, por lo que NO es nada adecuado:

  • Utilizar técnicas de distracción para que coma (televisión, móvil, “ahí viene el avión”, “ésta por mama”…)
  • Obligar al niño a que se acabe una determinada cantidad.
  • Darle de comer al niño a al boca.
  • Forzar la velocidad a la que el niño come para que acabe más rápido a nuestra conveniencia.
  • Premiar con un alimento basura (por ejemplo un dulce) si se acaba de comer el plato.
  • Reñirle o enfadarse con él a la hora de comer.
  • Prepararle una comida totalmente diferente a la del resto de la familia.

¡Nunca intentes que tu hijo/a coma más cantidad de la que quiera en ese momento!

( 2 ) comentarios

  • Fernando

    En mi día a día tengo que lidiar mucho con esta situación. “dame algo para que el niño coma……y un Dalsy para que descanse bien”. Y de mayor todos gordos y adictos al ibuprofeno

  • Vanesa

    En cada revisión pediátrica tengo que escuchar que mi hijo va “justo” de peso y que vuelva a pedir cita para pesarlo antes de las revisiones habituales por edad.
    …en esos momentos también pienso si es que los quieren a todos obesos!

    A veces las madres exageramos al hablar y nos preocupamos demasiado,pero quizás eso nazca de la inseguridad!? y los pediatras la multiplican cuando un niño no llega al (dichoso) percentil!

Publicar un comentario

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies