sobrepeso y obesidad Lidia Folgar dietista y nutricionista

Sobrepeso y obesidad

Definición

La obesidad es aquella condición caracterizada por un acúmulo excesivo de grasa corporal, como consecuencia de una ingesta calórica superior al gasto energético del individuo. Consideramos que se tiene exceso de grasa, cuando ésta comporta un riesgo sobreañadido para la salud.
La obesidad es un trastorno crónico, que puede en ocasiones limitar considerablemente la vida de quien la padece.

Prevalencia y problemática

La prevalencia de la obesidad a nivel mundial no para de aumentar. En España está alcanzando cada vez cifras más preocupantes, y en estudios comparativos con otros países europeos de nuestro entorno nos sitúa a la cabeza.

Según las últimas encuestas, el 36,65 % de la población tiene sobrepeso y el 17,03% obesidad, es decir que el 53,68%, más de la mitad de la población española, presenta un peso por encima de lo recomendado.
Ante esta situación, e independientemente de medidas institucionales de salud pública, los profesionales sanitarios tenemos la responsabilidad de implementar medidas para la prevención de la obesidad y tratar a las personas que ya presentan el problema.
Otro problema añadido es que muchas personas que padecen obesidad no son conscientes de ello, ya que comunmente el término obesidad lo asocian con una obesidad mórbida, sin tener en cuenta que existen varios grados de obesidad y que se puede ser obeso pesando poco más de setenta kilos, en algunos casos.

 Obesidad y riesgo para la salud

La obesidad se relaciona con una mayor mortalidad y un mayor incidencia de otras enfermedades como:

  • Enfermedades cardiovasculares (Infarto de miocardio, insuficiencia coronaria, trombosis, embolias…)
  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión arterial
  • Dislipidemias (Aumento de los niveles de triglicéridos, colesterol total y colesterol LDL)
  • Trastornos respiratorios
  • Litiasis biliar (Cálculos en las vías biliares, sobre todo en la vesícula)
  • Esteatosis hepática (Hígado graso)
  • Algunos tipos de cáncer como el colorrectal, próstata, endometrio, cérvix, ovario, mama y vesícula biliar.
  • Osteoartrosis en rodilla, caderas y columna lumbar
  • Pies planos
  • Infecciones en la piel
  • Alteraciones menstruales e infertilidad
  • Impotencia y niveles bajos de testosterona
  • Problemas psicológicos como ansiedad, depresión, alteraciones de la conducta alimentaria o dificultades de adaptación al medio.
Tratamiento del sobrepeso y la obesidad

El único tratamiento sostenible a largo plazo es la educación alimentaria y la modificación de hábitos hacia una vida activa y una alimentación saludable.
De forma ideal, el tratamiento del sobrepeso debería ir acompañado de psicoterapia.
En algunos casos en los que así el médico lo determine, deberá practicarse también un tratamiento quirúrgico y/o farmacológico.
Con respecto al tratamiento dietético, los menús deben incluir todos los grupos de alimentos, en distintas proporciones. Debe ser variado, equilibrado y suficiente, sin una restricción calórica excesiva. Debe tener en cuenta las preferencias y costumbres del paciente y su historia clínica, elaborada a partir de alimentos que se puedan encontrar fácilmente en los supermercados, sin tener que consumir ningún tipo de producto especial o suplemento.

¿Cómo identificar una dieta fraudulenta?

Según la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas estos son las características para identificar las dietas o métodos fraudulentos:

  • Prometen resultados rápidos (EJ: “Pierde tres kilos en dos semanas”, “cómo adelgazar rápidamente”…)
  • Prometen resultados asombrosos o “mágicos” (Ej: “drena-afina-elimina-remodela”, “cura depurativa”, “ingrediente secreto”, “antiguo remedio”,“cómo adelgazar para siempre” …)
  • Prohiben el consumo de un alimento o grupos de alimentos (Ej: pan, patatas, pasta, arroz, plátano, zanahoria, legumbres…)
  • Contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación conocida (“La proteína tiene efecto adelgazante”…)
  • Incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad (“Más de dos millones de personas han adelgazado con este método”…)
  • Se pueden auto-administrar o implementar sin la participación de profesionales sanitarios cualificados
  • Contienen listados de alimentos buenos y malos.
  • Exageran o distorsionan la realidad científica de un nutriente o alimento (Ej: proteínas, omega-3, alcachofa, mango africano…)
  • Incluyen o se basan en el consumo de complementos o preparados que, casualmente, vende quien promueve el tratamiento dietético.
  • Los preparados a consumir (productos dietéticos o similares) tienen un coste elevado si se comparan con el precio de obtener los mismos resultados comiendo alimentos comunes.
  • Garantizan los resultados o prometen “devolver el dinero” si no funciona.
  • Afirmaciones que sugieren que el producto o la dieta es segura porque es “natural”.
  • Incluye conclusiones simplistas extraídas de un estudio científico complejo.

Author Info

desafioadmin

Sin comentarios

Comentarios cerrados

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies