Lidia Folgar dietista y nutricionista

Adolescencia

Cronológicamente la adolescencia comprende el período de tiempo entre la infancia y la vida adulta, que se extiende desde los primeros signos de la pubertad hasta que el individuo ha alcanzado su madurez psicológica. Este período es sin embargo impreciso, aunque se admite, desde el punto de vista nutricional, que abarca desde los nueve a los dieciocho años, ambos inclusive, distinguiéndose a su vez un grupo de edad de nueve a trece años (primera fase de la adolescencia) y otro de catorce a dieciocho años (segunda fase de la adolescencia).

Características y magnitud del crecimiento y desarollo

El incremento puberal de altura no es regular, sino que tiene una aceleración importante durante el primer año y medio del período puberal, para desacelerarse progresivamente durante los tres años siguientes.

En los chicos durante la fase de aceleración del brote de crecimeinto puberal se ganan unos 13-15 cm de altura y de unos 11 en chicas. El resto de la ganancia de altura, unos 13-15 cm en niños y unos 11 cm en niñas, se alcanza durante los otros tres años correspondientes a la desaceleració progresiva del crecimiento.

Composición corporal

Las influencias hormonales van a determinar en el hombre una mayor proporción de masa muscular que en la mujer y lo contrario ocurre en el tejido adiposo, más aumentado en las mujeres.

Nutrición en la adolescencia

La nutrición tiene un gran papel en la regulación del crecimiento y mineralización del esqueleto. Su papel se puede considerar doble, ya que por una parte proporciona los nutrientes clave para el suministro de energía y la formación de estructuras y, por otra, interactúa con hormonas.

Un ejemplo evidente se encuentra en el hecho de que un aporte insuficiente de nutrientes impide o retrasa la aparición del desarrollo puberal, condicionando incluso una menor ganancia de altura durante esa época de la vida.

Es fundamental establecer una masa ósea adecuada en la adolescencia, que cobra especial importancia en mujeres, pues si no se alcanza la misma, existe un riesgo potencial evidente de osteoporosis en la etapa postmenopáusica.

Problemas nutricionales de los adolescentes

Son muy diversas las causas que los justifican, pudiendo agruparlas en tres amplios grupos:

Hábitos alimentarios no convencionales

  • Irregularidad en el patrón de las comidas (ausencia de desayuno o desayuno nutricionalmente pobre, ingestión frecuente de bollería industrial…)
  • Ingesta elevada de comidas y productos de preparación rápida (fast food) que se caracterizan por un alto contenido en energía, grasas saturadas, sal… y bajos niveles de fibra, vitaminas y minerales como el calcio y el hierro.
  • Consumo elevado de alcohol.
  • Seguimiento de dietas inadecuadas nutricionalmente (dietas hipocalóricas no adecuadamente planificadas, dietas vegetarianas estrictas, consumo excesivo de determinados productos, rechazo de determinados alimentos…)

Trastornos de la conducta alimentaria

Son muy conocidos los problemas de anorexia y bulimia nerviosas en los adolescentes, especialmente en chicas, aunque cada día es mayor la incidencia en chicos, así como otros trastornos. En el otro extremo, trastornos como la polifagia y la obesidad.

Elevados requerimientos nutricionales

Los requerimientos nutricionales pueden estar aún más aumentados de lo que están por  algunas condiciones concretas, como casos de gestación en adolescentes, casos de actividad física intensa o ciertas enfermedades.

Author Info

desafioadmin

Sin comentarios

Comentarios cerrados

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies