fbpx

Pre-embarazo

Hay que prepararse para ser madre porque la alimentación incide sobre el estado de salud y porque hay una relación estrecha entre la salud de la madre y la del bebé.

Así, si estáis planeando un embarazo, una buena alimentación, un peso adecuado y unos hábitos de vida saludables aumentarán las posibilidades de conseguirlo.

Es recomendable acudir al médico de cabecera y a los especialistas durante el trimestre anterior al embarazo, por si hay que suplementar con algún nutriente como el ácido fólico, ya que los requerimientos de esta vitamina se duplican en relación con las necesidades durante el embarazo y su déficit se relaciona con malformaciones congénitas en el feto debidas a problemas en el cierre del tubo neural (espina bífida). Hay mayor riesgo de déficit de ácido fólico en fumadoras y consumidoras de medicación antiepiléptica.

Se aconseja cuidar también la ingesta de DHA en todas las mujeres que deseen quedarse embarazadas, aumentando el consumo de alimentos ricos en Omega 3.

Las vitaminas y minerales son nutrientes que cobran especial importancia durante esta etapa.